Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Inversión, Tips

Comprar un departamento es una meta que pudiera parecer inalcanzable para muchos de nosotros, sin embargo, con un buen plan de ahorro y tomando el control de nuestras finanzas estaremos cada vez más cerca de este objetivo.

 

Hoy en AMO te compartimos 4 tips de ahorro que serán fundamentales para comprar tu primer departamento.

 

¡Toma nota y prepárate para hacer la mejor inversión de tu vida!

 

  1. Conoce tu presupuesto

 

Uno de los consejos más comunes para ahorrar es conocer tu presupuesto, es decir, saber cuánto ganas al mes y los gastos fijos que tienes. Al conocer tu presupuesto podrás delimitar un plan de ahorro plausible y establecer un porcentaje para gastos variables. Así, tendrás en orden tus finanzas y podrás conocer tus hábitos de consumo para lograr llegar a tu meta de ahorro mes con mes.

 

  1. Cuestiona cada cosa que compres

 

Vivimos en una época que se caracteriza por un alto grado de consumo, todo el tiempo nos llegan ofertas, promociones o listas con productos que “necesitamos” en nuestras vidas. Sin embargo, comprar compulsivamente puede estar aplazando nuestra posibilidad de comprar lo único que verdaderamente importa: un hogar. Así que, la próxima vez que estés a punto de comprar un “spinner” o entres a ver las ofertas del Hot Sale, hazte las siguientes tres preguntas:

 

  1. ¿Aportará algo de valor en mi vida?
  2. ¿Está ayudándome a lograr mi meta de ahorro?
  3. ¿Puedo conseguirlo más barato?

 

  1. Compara precios y busca ofertas

 

No es necesario que te vuelvas un loco de los cupones, sino que simplemente compares tus hábitos de consumo con las personas a tu alrededor. Preguntar a familiares, amigos o compañeros de trabajo dónde compran y comparar la relación calidad-precio de los productos te ayudará a conocer lo que se ahorran los demás y seguramente te motivará a interesarte más en tus gastos mensuales.

 

  1. Fumiga los gastos hormiga

 

Uno de los gastos más peligrosos para nuestras quincenas son aquellos que no se perciben. Los gastos hormiga son los gastos mínimos de los que no solemos llevar registro y que al momento de hacer cuentas a final de mes representan un porcentaje significativo de nuestro dinero. Entre ellos se encuentran los cafés, las suscripciones a películas o música, gastos en taxi o Uber, las comidas que hacemos fuera de casa, snacks e incluso el agua embotellada.

0