Diseño interior, Fashion, Uncategorized

Claves para un hogar al estilo nórdico

El estilo nórdico, también conocido como estilo escandinavo, atrae por su atmósfera acogedora, armoniosa y relajante. Ideal para todo tipo de espacios, en AMO nos encanta porque es sencillo, acogedor y sutil y con una buena combinación de los elementos aporta siempre amplitud y calidez proporcionando uno de los equilibrios más perfectos entre estética, confort y funcionalidad.


Da igual el tamaño, la distribución y la luz de tu hogar, si te gusta el estilo nórdico, aquí tienes 6 consejos clave para conseguirlo en la decoración de tu casa:

decoracion-sencilla-las-claves-para-un-hogar-practico-y-bonito-12

  1. Utiliza materiales naturales:

Elige mobiliario de madera en tonos suaves al natural y combínalo con textiles en los que predominen las fibras naturales como el algodón, la lana o el lino. A la decoración de estilo nórdico le gustan las referencias a los elementos naturales como figuras de animales propios del norte de Europa, cabezas de ciervo, cuernos, pieles… ¡Es esta atmósfera de naturaleza lo que lo hace tan relajante!


  1. Juega con colores claros poco saturados:

No sólo el blanco puro es el color insignia del estilo escandinavo. Aunque en paredes y mobiliario puede predominar sobretodo si te interesa duplicar los metros cuadrados, incorpora otros tonos suaves en cojines, mantas y alfombras. Gamas pastel y contrastes de blanco y negro en estampados geométricos aportan un sutil dinamismo a la sobriedad del espacio.



cocinas-nordicas-vintage




  1. Introduce elementos handmade:

Al estilo nórdico le gusta la filosofía handmade: croché, mesas de madera recuperada, muebles restaurados, piezas decorativas hechas con troncos de árboles… Son elementos que dan calidez a los espacios y te hacen sentir en un agradable estado de confort.


  1. Mezcla texturas:

Combina diferentes materiales en un mismo espacio. Eso nos permite incorporar toques de estilo industrial como piezas de metal o paredes de ladrillo visto que encajan muy bien con los ambientes nórdicos. La potencia de estos elementos se equilibra con la suavidad de los textiles naturales que hayamos elegido.


  1. Busca la sencillez:

Por encima de todo, la decoración de estilo nórdico es sencilla y muy práctica. Haz que predominen las líneas rectas con sólo alguna curva suave. Busca crear espacios diáfanos y nada cargados para no romper la armonía conseguida.


estilo-nordico-4




  1. Haz que sea luminoso:


Si tienes una buena entrada de luz natural ¡genial! Fomenta su paso por todo el espacio sin poner barreras innecesarias como cortinas gruesas y oscuras. Pero si no es tu caso, ¡no hay problema! Combina puntos de luz de diferentes estilos en distintas zonas. Así también puedes conseguir un espacio luminoso e incluso cuando se vaya el sol, tu hogar seguirá siendo un espacio lleno de vitalidad.  Y puedes incorporar candelabros con velas que suman siempre un punto mágico de calidez.

Author


Avatar