Coach, Uncategorized

Secretos para ser un maestro parrillero

maestro-parrillero-post


¿Quieres descubrir al Maestro Parrillero que todos llevamos dentro? AMO te comparte los 10 tips más esenciales que nuestros amigos de Weber México elaboraron para que logres convertirte en un Maestro Parrillero en cuestión de minutos.


1.Jamás utilices líquidos para prender el carbón

No hay razón alguna para usar ningún tipo de líquido, gel o químico para encender el carbón. Todo químico contaminará la comida que estarás cocinando. Los encendedores de carbón son más limpios y mucho más efectivos. Además, utilizar cubitos de parafina, por ejemplo, te ahorrará la innecesaria y cansada tarea de abanicar el carbón hasta que encienda.


  1. Precalienta el asador

Precalentar el asador con la tapa puesta 10 o 15 minutos prepara la parrilla. Con todo el carbón a punto de brasas o todos los quemadores de gas encendidos en alto, la temperatura puede alcanzar los 500° F. Además, el calor afloja cualquier tipo de comida que haya quedado de la vez anterior haciéndolo más fácil de limpiar con un cepillo de alambre. Una parrilla caliente es esencial para sellar la comida correctamente.


  1. Limpieza ante todo

Cuando pequeños trozos de comida se quedan pegados a tu parrilla, y la parrilla esté caliente, límpiala con un cepillo de alambre. Este sencillo procedimiento no es sólo para mantener la parrilla limpia, sino también para evitar que la comida se pegue.

wc


  1. Aceita la comida, no la parrilla

El aceite previene que la comida se pegue, le agrega sabor y la deja jugosa. Barnizar ligeramente o rociar la comida funciona mejor que hacerlo con la parrilla. No desperdiciarás aceite y evitará una situación potencialmente peligrosa.

 

  1. Busca carne “marmoleada”

Las rayas blancas finitas de grasa a lo largo de la carne constituyen el llamado “marmoleado”, el cual mantiene la carne jugosa y rica. Además, la grasa le da sabor al alimento.

 

  1. Aprende cuándo ser directo

Fuego directo (cuando la llama está justo debajo de la comida) es mejor para cortes suaves y/o relativamente pequeños, que se cocinen en 20 minutos o menos. Fuego indirecto (cuando la llama está a los lados de la comida) es ideal para cortes más duros y/o grandes, que requieren más de 20 minutos de cocción.

 

  1. Cierra el asador 
  1. a) Mantiene la parrilla lo suficientemente caliente para sellar la comida.
  2. b) Agiliza el tiempo de cocción y previene que la comida se seque.
  3. c) Atrapa los humos que se forman cuando la grasa y los jugos se evaporan provocando un mejor sabor.
  4. d) Previene flamazos por exceso de grasa limitando el oxígeno.      


los-10-consejos-del-buen-parrillero-2



  1. No muevas la carne prematuramente

Deja que se dore por fuera antes de moverla o voltearla. Si intentas levantar la carne antes de que esté lista, va a pegarse en las rejillas.


  1. Toca la carne para sentir el punto justo.

Comprueba el punto de cocción con una herramienta muy a mano: tu dedo. Una carne cruda se siente suave y esponjosa, un término medio se levanta un poco al tocarlo, y uno bien cocido se siente firme.


  1. Deja reposar la carne

Una vez que la carne se saca de la parrilla, déjala reposar al menos 5 minutos antes de cortarla. Esto le dará oportunidad a los jugos de quedarse dentro de ella.


¡No olvides poner en prácticas estos increíbles tips en la zona de asadores que te está esperando en tu nuevo hogar en AMO!

Author


Avatar