Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Your address will show here +12 34 56 78
Champions, Vida

Hablando en números brutos, la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 (o el Mundial, para los laicos) consistirá de un gran total de 64 partidos.

Sin contar medios tiempos y otros minutos agregados al reloj por los árbitros, este número de encuentros equivale a la enorme cantidad de 5,790 minutos de fútbol (es decir 96 horas y media). La fase de grupos (la primera de todo Mundial) abarca 48 de sus partidos totales, lo que nos deja con tres días completos de acción en la cancha (4,320 minutos).

Como buen mexicano; patriota y de sangre tricolor, damos por hecho que no te perderás ninguno de los tres partidos que nuestra selección disputará en esta primera fase (contra Alemania, Corea del Sur y Suecia el 17, 23 y 27 de junio, respectivamente).

Contando esos 270 minutos llenos de patadas y orgullo nacional, te quedan todavía 4,050 minutos de partido, cantidad de tiempo que sabemos que no tienes ni sueñas con tener, por lo que es momento de que establezcas prioridades y nos dejes decirte cuáles de esos 45 partidos verás (los 5 que vamos a mencionar) y cuáles te verás obligado a perderte (los 40 restantes).

Ahora sí, sin más preámbulos, los cinco partidos de la fase de grupos del Mundial que humildemente te recomendamos ver.

🇪🇬 Egipto vs. Uruguay 🇺🇾 (15 de junio)
Uruguay, un equipo históricamente ofensivo, ocupó el segundo lugar en la Conmebol, las eliminatorias sudamericanas (quizás las más difíciles a nivel mundial), detrás de Brasil y por delante de Argentina. Los uruguayos se enfrentarán a Egipto, la destacada selección africana que cuenta entre sus filas a Mohamed Salah, un prodigioso goleador que hace poco sufrió una lesión en la final de la Champions League, poniendo cuestión su aparición en este primer encuentro.

🇵🇹 Portugal vs. España 🇪🇸 (15 de junio)

La tensión e importancia de esta reñida contienda ibérica no exige mayor explicación. Encabezada por Cristiano Ronaldo, consolidado ya como uno de los mejores jugadores del mundo, la escuadra portuguesa viene de asir por primera vez el trofeo de la Eurocopa. Por su parte, España, que llega con una combinación de jugadores jóvenes y experimentados, jugará para recuperar la gloria de su campeonato de 2010 y redimirse tras no librar la fase de grupos hace cuatro años.

🇧🇷 Brasil vs. Costa Rica 🇨🇷 (22 de junio)

Bajo la tutela de Tite, la selección brasileña, siempre una de las favoritas de la Copa del Mundo, fue la primera en calificar al Mundial de este año. Este equipo sudamericano, determinado a brillar tras una bochornosa derrota en su propio suelo a manos de Alemania en 2014, se enfrentará a Costa Rica, cuyo equipo llegó a cuartos de final en el Mundial pasado y promete un buen desempeño también en esta ocasión.

🇳🇬 Nigeria vs. Argentina 🇦🇷 (26 de junio)

Argentina nuevamente contará con el impulso de la mesiánica figura de Lionel Messi para romper con el aparente embrujo que les ha impedido ganar importantes finales en el pasado reciente (incluyendo la del Mundial brasileño). La escuadra albiceleste se opondrá a la pujante selección de Nigeria, dirigida por el alemán Gernot Rohr. Los nigerianos ocuparon el primer lugar de su grupo al calificar y se han destacado por su impresionante capacidad de contraataque.

🇬🇧 Inglaterra vs. Bélgica 🇧🇪 (28 de junio)
Por último, el encuentro entre Inglaterra y Bélgica se perfila como uno de los más interesantes. La selección inglesa participará con una prometedora escuadra de rostros jóvenes, muchos de ellos novicios de las canchas mundialistas, encabezados por el bombardero Harry Kane. En contraste, los belgas les harán frente con jugadores de pedigrí internacional como Hazard, De Bruyne y Courtois, lo cual hará de este partido una experiencia emocionante y novedosa.

Con este partido cierra la fase de grupos y, ahora sí, espera lo bueno a partir del 30 de junio, cuando empiezan los temidos octavos de final.


Fuentes:

FIFA

Quartz

0

Uncategorized, Vida


Se acerca el siguiente clásico y todos sabemos lo que eso significa: la ciudad se paraliza y se convierte en un gran, gran estadio de fútbol. ¡No hay quien deje de unirse a esta riña deportiva!


Y para que no te quedes fuera, ya sea que es la primera vez que se te antoja unirte por tu nuevo novio o que acabas de llegar a la ciudad, te traemos una guía básica para convertirte en Tigre o Rayado y que nadie note que eres principiante.


  • Elige el equipo

Claro, primero lo primero. Tienes que elegir el equipo que te tatuarás en el alma. ¡No puedes ser ambos! No, eso está penado por la ley regiomontana (realmente no, pero así de serio es el asunto de la elección). Evalúa bien ambas opciones porque si cambias después de parecer puedes pasar por un convenenciero que cambia de acuerdo a los resultados.


  • Compra la camisa

Si crees que no vale la pena porque “sólo la usarías cada vez que haya clásico” estás muy, muy equivocado. En Monterrey la camisa se usa en todas las ocasiones: los domingos familiares, las fiestas, el quehacer en la casa… Es más, no nos sorprendería que alguien la use en una boda.


  • Apréndete los cantos

En Monterrey nos encanta la poesía, sobre todo cuando se la dedicamos a nuestro equipo favorito. Aquí no nos quedamos con el típico “Oe, oe, oe, oe”. No, convertimos canciones clásicas en cantos a nuestros jugadores favoritos, hacemos de ciertas frases nuestros eslóganes y componemos rimas que harían llorar al mismísimo Octavio Paz. Empieza escuchando las más famosas. Dudamos que te tardes más de 8 horas en terminar.


  • Adquiere una actitud competitiva

Sí, entre los jugadores la competencia es sana (a veces). ¿Pero entre nosotros los seguidores? ¡Jamás! Si estás en una carne asada viendo el clásico es importantísimo que estés preparado para el montón de burlas y chistes que recibirás y que lanzarás a los del equipo contrario. ¿Y qué pasa si lo ves en un restaurante o bar, rodeado de puros desconocidos? ¡Pues lo mismo!


  • Déjate llevar

Ser aficionado del fútbol en Monterrey es toda una experiencia. Verás cómo te diviertes bastante (a menos que pierdas, pues estás obligado a sufrir aunque sea con falsedad). Así que agarra tu cerveza, júntate con tus amigos y conviértelos tus rivales como si se tratara de una situación de vida o muerte. ¡Sencillo!

0